El Perfil de Inversor ayuda  a conocer con qué tipo de inversiones una persona se siente más cómoda.

Si bien la mayoría de los inversionistas tienen como objetivo ganar dinero, cada uno de ellos cuenta con diferentes necesidades, horizontes de inversión, y formas de pensar. Al igual que las personalidades, algunos son introvertidos y otros extrovertidos; unos prefieren ir a paso calmado en la vida, mientras otras prefieren ir aceleradamente y conquistar el mundo.

Por eso, antes de invertir es bueno que conozcas qué tipo de inversionista eres, para determinar la combinación más adecuada para ti entre rendimiento y variabilidad.

Por ejemplo, una inversión de bajo retorno y poca variabilidad, puede resultar demasiado pasiva para ciertos inversionistas; en cambio para otros, podría ser la ideal. O por el contrario, una inversión altamente rentable pero con mayor variabilidad en el tiempo, para algunos podría ser la mejor combinación, pero para otros muy riesgosa.

Entonces, ¿Cuál es tu Perfil de Inversor?: ¿Eres Conservador? ¿Moderado? O ¿Dinámico?….

Conservador

Si eres de aquellas personas que valora la estabilidad en sus inversiones y no estás dispuesto a asumir volatilidad en tus rendimientos, aunque esto suponga no beneficiarte de una ganancia elevada en el tiempo, tu perfil es conservador.

Moderado

Si buscas una inversión balanceada, tomando un poco más de ventaja que un inversor conservador, asumiendo un nivel de variabilidad superior pero a la vez controlado y con la expectativa de conseguir mejores rendimientos, tu perfil es moderado.

Dinámico

Si tu prioridad es rentabilizar tu dinero y obtener ganancias en el tiempo, aunque esto te suponga asumir mayor variabilidad en tus rendimientos, tu perfil es dinámico.